¿Cuáles son los Dibujos más Famosos?
Dibujo

¿Cuáles son los Dibujos más Famosos?

Dibujos más Famosos de la historia

La práctica de hacer dibujos detallados se remonta a los siglos XVII y XVIII, cuando los dibujos de Plumbago eran populares para los retratos menores. Plumbago se refiere a la combinación de grafito y arcilla que constituye el núcleo de la mayoría de los lápices de grafito hasta hoy en día. 

Estos retratos de Plumbago fueron dibujados principalmente en vitela, no en papel, sus detalles y sombreados tienden a ser más ligeros que los retratos hiperrealistas a lápiz de hoy en día. 

Unos cientos de años después, los artistas contemporáneos dominan el arte del dibujo a lápiz. A diferencia de las épocas pasadas en las que los maestros artísticos sólo podían ser encontrados después de su muerte, la era digital y los medios sociales permiten ver a los talentosos maestros contemporáneos en el aquí y ahora. 

Ya sea en el hiperrealismo o en el surrealismo, el dibujo a lápiz está en auge en este momento. Veamos los dibujos más famosos. 

Cabeza de una Joven Mujer de Leonardo da Vinci 

Metal, pluma y tinta marrón, con pincel y aguada marrón resaltada con guache blanco, 11 x 7 1/2. Pertenece a la  colección Galería Uffizi, Florencia, Italia. La figura de tiza negra de la parte inferior izquierda fue dibujada por otro artista.  Leonardo aisló algunas partes y dejó ir las otras. Este no es un retrato de una persona en particular; es una forma idealizada. Clásicamente hablando, el desnudo no se refiere a una persona específica. Algunos evaluadores piensan que, no es un retrato, sino un diseño.

Cabeza de un Joven de Miguel Ángel 

Data de  1516, y está dibujado en tiza roja, 8 x 6 ½, perteneciente a la colección del Museo Ashmolean, Oxford, Inglaterra. Este dibujo sugiere la influencia de Leonardo, es más tonal y delicado que muchos de sus otros dibujos.     

El techo de la Capilla Sixtina es una de las hazañas más celebradas de la historia del arte, pero los interesados en los dibujos se centran en las más de 90 obras de tiza y tinta que Miguel Ángel (1475-1564), que hizo en preparación para este y otros encargos.

El Caballero, La Muerte y  El Diablo de Alberto Durero 

Este grabado data de 1513, de 9 3/4 x 7 3/8. Técnicamente esta es una hazaña que nunca ha sido igualada, según los evaluadores. Probablemente no sea el aspecto más importante de este grabado, pero debido a que es tan técnicamente perfecto, Durero se mueve a otro reino de otros grabadores. 

Alberto Durero (1471-1528) es posiblemente el mayor grabador de la historia. que Publicó más de 350 grabados y xilografías y completó al menos 35 pinturas al óleo, generando más de 1.000 dibujos preliminares y acuarelas en el proceso.

Durero creó una serie de grabados ampliamente conocidos e icónicos, y el artista de Nuremberg es muy respetado e influyente entre los dibujantes. Su matizada representación de las formas – no es fácil con una herramienta de grabado rígida e implacable – es la razón por la que tantos dibujantes estudian y se maravillan con su trabajo.

¿Cuáles son los Dibujos más Famosos?

Joven Mujer Mirando hacia abajo 

(Estudio para la Cabeza de Santa Apolonia) de Peter Paul Rubens, elaborado en 1628, en tiza negra y roja realzada con blanco, retocada con pluma y tinta marrón, 16 5/16 x 11 ¼, perteneciente a la colección Galería Uffizi, Florencia, Italia. 

La tiza roja evoca la calidez de la carne en el rostro del sujeto, mientras que la tiza negra sirve como acento y para representar el cabello. Se compara este rostro con la mujer de Leonardo, la suya es un ángel, la de Rubens es una mujer real. 

Se ve tan real, que casi puede tocarse. El artista giró el trozo de tiza o lo afiló para obtener una línea nítida, variando el ancho de los trazos y permitiendo resaltes precisos.

Mujer cargando un niño por las escaleras de Rembrandt

Este dibujo data de  1636,  y está elaborado en pluma y tinta marrón con lavado marrón, 7 3/8 x 5 3/16. Perteneciente a la colección Biblioteca Morgan, Nueva York. 

Está elaborado con simples gestos, movimientos y expresiones, en el que Rembrandt capturó la dignidad de la vida cotidiana, en un tierno momento entre madre e hijo, aunque su representación es extraordinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *